Meghan de Sussex

La duquesa de Sussex nació en Los Angeles, California el 4 de agosto de 1981, bajo el nombre de Rachel Meghan Markle.

Desde el 19 de mayo de 2018 está casada con el príncipe Enrique, duque de Sussex, que actualmente es el sexto en linea de sucesión al trono de los dieciseis Reinos de la Mancomunidad. Actualmente ha dejado la actuación para dedicarle su tiempo al rol de duquesa.

Mucho antes de este suceso, Meghan, se desempeñó como actriz participando de exitosas producciones audiovisuales. Incluso, hasta antes de su boda, fue parte de la serie Suits, en la que interpretó a Rachel Zane, una deslumbrante abogada. Con ese personaje central realizó siete temporadas. Al irse, toda la historia tuvo que reestructurarse para justificar su ausencia. 

Romper la moda real, los protocolos no caben en semejante mujer. Siempre elegante, elige atuendos disruptivos que atraviesan los estándares de la realeza. Sus faldas, sus carteras, los abrigos, todo da que hablar de esta mujer tan fabulosa con una historia de cuentos. Por supuesto no fue distinto cuando anunciaron la llegada de su primogénito.

Isabel II

Isabel II del R. Unido
Reina del R. Unido y de los otros
Reinos de la Mancomunidad de Naciones
Queen Elizabeth II March dos mil quince.jpg
Isabel II en el tercer mes del año de dos mil quince
Reina del R. Unido de G. Bretaña y también Irlanda del Norte
Desde el seis de febrero de mil novecientos cincuenta y dos (sesenta y seis años)
Precursor Jorge VI
Información personal
Nombre secular Isabel Alejandra María Windsor (en inglés: Elizabeth Alexandra Mary Windsor)
Otros títulos Véase Títulos
Coronación dos de junio de mil novecientos cincuenta y tres
Nacimiento veintiuno de abril de mil novecientos veintiseis (noventa y dos años)
Londres, Inglaterra, Bandera de R. Unido R. Unido
Himno real God Save the Queen
Religión Anglicana
Vivienda Palacio de Buckingham
Familia
Casa real Casa de Windsor
Padre Jorge VI del R. Unido
Madre Isabel Bowes-Lyon
Consorte Felipe, duque de Edimburgo
Heredero Carlos, príncipe de Gales
Descendencia Véase Familia
Royal Coat of Arms of the United Kingdom (Both Realms).svg
Escudo de Isabel II del R. Unido
[editar datos en Wikidata]
Familia real británica
Escudo de la Casa de Windsor
Casa de Windsor
Royal Coat of Arms of the United Kingdom.svg
La reina
El duque de Edimburgo

El príncipe de Gales
La duquesa de Cornualles
El duque de Cambridge
La duquesa de Cambridge
El príncipe Jorge de Cambridge
La princesa Carlota de Cambridge
El príncipe Luis de Cambridge
El duque de Sussex
La duquesa de Sussex
El duque de York
La princesa Beatriz de York
La princesa Eugenia de York
El conde de Wessex
La condesa de Wessex
Lady Luisa
El vizconde Severn
La princesa real
Familia de la reina[mostrar]
Isabel II del R. Unido (Elizabeth Alexandra Mary Windsor; Londres, veintiuno de abril de mil novecientos veintiseis)nota 1​ es la presente monarca británica y, por consiguiente, soberana de dieciséis Estados independientes constituidos en Reino y que son parte de la Mancomunidad de Naciones: R. Unido, Canadá, Australia, N. Zelanda, Jamaica, Barbados, Bahamas, Granada, Papúa Nueva Guinea, I. Salomón, Tuvalu, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Belice, Vieja y Barbuda y San Cristóbal y Nieves.

Es la primordial figura política de los 53 países miembros de la Mancomunidad de Naciones. En su rol concreto como monarca del R. Unido es por su parte la gobernadora suprema de la Iglesia de Inglaterra. Su papel político engloba grandes áreas, tiene funciones constitucionales significativas y actúa como foco de la unidad nacional de los británicos y como representante de su nación frente al planeta.1​

Nació en la ciudad de Londres como la hija mayor de los duques de York (después los reyes Jorge VI y también Isabel) y fue educada en su casa al cargo de preceptores privados.2​ Su padre ascendió al trono en mil novecientos treinta y seis tras la abdicación de su hermano Eduardo VIII.3​ Empezó a realizar funciones públicas a lo largo de la Segunda Guerra Mundial,4​ al servir en el Servicio Territorial Socorrer, la rama femenina del Ejército Británico de la temporada. Cuando su padre murió en mil novecientos cincuenta y dos, se transformó en jefe de la Mancomunidad de Naciones y reina de los 7 países independientes pertenecientes a la misma: R. Unido, Canadá, Australia, N. Zelanda, Suráfrica, Pakistán y Ceilán. La celebración de su coronación en mil novecientos cincuenta y tres fue la primera en ser retransmitida por televisión.5​ Entre mil novecientos cincuenta y seis y mil novecientos noventa y dos, la mitad de sus reinos, entre ellos Suráfrica, Pakistán y Ceilán (más tarde llamado Sri Lanka), consiguieron su independencia y se transformaron en repúblicas.

En mil novecientos cuarenta y siete contrajo matrimonio con el príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca, con quien tuvo 4 hijos: Carlos, Ana, Andrés y Eduardo. En mil novecientos noventa y dos, año que Isabel llamó annus horribilis («año horrible»),6​ Carlos y Andrés se apartaron de sus esposas, Ana se separó y un incendio grave destrozó una parte del castillo de Windsor. Los cotilleos sobre la situación marital de Carlos y Diana, princesa de Gales siguieron y los dos se separaron en mil novecientos noventa y seis. Por año siguiente, Diana murió en un accidente automovilístico en la ciudad de París y los medios criticaron a la familia real por sostenerse en reclusión a lo largo de los días anteriores a su entierro.7​ Desde dos mil siete es la monarca más longeva en la historia británica al superar a su rebisabuela, la reina Victoria,8​ y es hoy en día la jefe de Estado más anciana del planeta, siendo desde septiembre de dos mil quince la monarca británica con el mayor periodo de reinado al superar de nuevo a la reina Victoria.9​

Sus jubileos de plata, oro, diamante y zafiro fueron festejados en mil novecientos setenta y siete, dos mil dos, dos mil doce y dos mil diecisiete respectivamente

Maxima

Nacimiento y familia
Máxima Zorreguieta nació en Buenos Aires el diecisiete de mayo de mil novecientos setenta y uno, como primogénita de María del Carmen Cerruti (n. mil novecientos cuarenta y cuatro) y Jorge Zorreguieta (mil novecientos veintiocho-dos mil diecisiete), quien fuera secretario de Agricultura y Ganadería a lo largo de la dictadura argentina, autodenominada Proceso de Reorganización Nacional. María del Carmen y Jorge Horacio tendrían tiempo después otros hijos, siendo los 3 hermanos menores de Máxima: Martín, Juan y también Inés (mil novecientos ochenta y cuatro-dos mil dieciocho). Asimismo tiene 3 hermanas mayores de un matrimonio precedente de su padre con la escritora y filósofa Marta López Gil: María, Ángeles y Dolores. 3​ Ella es de ascendencia de España y también italiana. Máxima tiene ascendencia vasca por la parte de padre, cuya casa solariega —caserío Sorreguieta— prosigue erigida en la localidad de Elduayen, Guipúzcoa.4​

Familia Real Neerlandesa
Casa de Orange-Nassau Armas de la Casa de Orange-Nassau en los Países Bajos
Blasón del rey Guillermo Alejandro de los Países Bajos
El rey
La reina consorte

La princesa de Orange
La princesa Alejandra
La princesa Ariadna
Familia del rey
La princesa Beatriz

La princesa viuda Mabel
La condesa Luana
La condesa Zaria
El príncipe Constantino
La princesa consorte Lorenza
La condesa Eloísa
El conde Nicolás
La condesa Leonor
Familia extensa[mostrar]
vde
Máxima medró en un piso en la calle Uriburu del distrito de La Recoleta de la Capital Federal.

Estudios y carrera
Concluyó el secundario en el instituto Northlands School, pasando sus exámenes de bachillerato en mil novecientos ochenta y ocho. Se graduó de diplomada en Economía en la Universidad Católica Argentina (UCA) en mil novecientos noventa y cinco, completando sus estudios con un máster de los U.S.A..5​

Dicha capacitad universitaria privada está regida por un directorio de obispos locales, entre aquéllos que se hallaba el presente papa Francisco quien por aquellos años, como Jorge Mario Bergoglio quien fuera entonces el cardenal primado, arzobispo de la ciudad de Buenos Aires y Gran Canciller de la UCA, encabezaba la tradicional misa de principios de clases y lo haría por última vez en el Auditorio San Agustín del Campus del distrito porteño de Puerto Madero, el día veintiseis de marzo del dos mil doce y unos meses después en exactamente la misma universidad, el once de octubre del mismo año, encabezó la celebración de los cincuenta años del comienzo del Concilio Vaticano II.6​

De mil novecientos ochenta y nueve a mil novecientos noventa, cuando todavía estaba en la universidad, trabajó para Mercado Abierto sociedad anónima. De mil novecientos noventa y dos hasta mil novecientos noventa y cinco, trabajó en el departamento de ventas de la compañía Boston Securities S.A. en la ciudad de Buenos Aires, donde efectuó investigaciones sobre software para mercados financieros.7​ Además de esto, enseñó inglés a pequeños y adultos, y matemáticas a pupilos de secundaria y estudiantes de primer año de carrera.

Desde julio de mil novecientos noventa y seis a febrero de mil novecientos noventa y ocho, la presente reina Máxima trabajó para HSBC James Capel Inc. en la ciudad de Nueva York, donde llegó a ser vicepresidenta de ventas institucionales para Latinoamérica. Desde entonces y hasta julio de mil novecientos noventa y nueve, fue vicepresidenta de la división de mercados emergentes de Dresdner Kleinwort Benson en la ciudad de Nueva York, donde llegó a ser vicepresidenta de ventas institucionales.8​ Desde mayo de dos mil hasta marzo de dos mil uno continuó trabajando en la oficina del Deutsche Bank en Bruselas.

Idiomas
Máxima habla de España, inglés, italiano y holandés.

Noviazgo y compromiso
Mientras que Máxima trabajaba en la ciudad de Nueva York, en mil novecientos noventa y nueve, una amiga de su instituto, quien conocía al entonces príncipe holandés Guillermo de Orange, los presentó en España. Aunque la reina Beatriz y demás miembros de la Corona admitieron el pronto noviazgo, la relación se transformó en un tema de Estado.

El treinta de marzo de dos mil uno, Máxima se comprometió con el príncipe Guillermo. Se transformó en ciudadana neerlandesa el diecisiete de mayo del mismo año y el tres de julio, las 2 cámaras del parlamento holandés aprobaron un proyecto de ley presentado por el gobierno para permitir el matrimonio, en tanto que además de esto, Máxima es católica y Guillermo protestante.

Tipos de monarquias

Géneros de monarquía
Conforme la teoría política[cita requerida]) se pueden comprender múltiples géneros de regímenes monárquicos:

Monarquía absoluta
Artículo principal: Monarquía absoluta
La monarquía absoluta es una forma de gobierno en la que es el monarca quien ejercita el poder sin limitaciones en términos políticos, y en la mayoría de los casos, asimismo en los aspectos religiosos, o bien cuando menos con un enorme componente espiritual. El sitio y el periodo histórico en que brota el modelo que se designa con ese nombre (Europa Occidental a lo largo del Viejo Régimen, particularmente la monarquía francesa de Luis XIV en torno a mil setecientos) no impide que puedan considerarse rasgos muy afines en otros instantes y lugares, y con otros títulos de realeza (emperador en diferentes entidades políticas, basileus en el Imperio bizantino, zar en Imperio ruso, etcétera).

Rasgo propio de la monarquía absoluta es la no existencia de división de poderes: el Soberano es al unísono cabeza del gobierno, primordial órgano legislativo (su voluntad es ley) y cúspide del poder judicial frente al como se puede pedir la revisión de los jueces inferiores. Como justificación ideológica, se comprende que la fuente de todo poder (Dios, conforme la teoría del derecho divino de los reyes) se lo transmite de forma completa. No obstante, en términos prácticos, no significaba verdaderamente que un rey absoluto pudiese ejercer un poder absoluto entendido como ejercicio total del poder en toda circunstancia y sin intermediación. Rigurosamente hablando, no hubo monarquías absolutas desde Carlo Magno, puesto que en prácticamente todos los reinos de Europa, los reyes mismos estaban supeditados a las Leyes del Reino. En España se les llamaban fueros. Con el advenimiento de los parlamentos estamentales medievales, que comienzan exactamente en España con las Cortes de Castilla, primer parlamento continental europeo mucho ya antes de la Carta Magna inglesa, las monarquías ven sus poderes reducidos a favor de los estamentos municipales.

Ejemplo de corona real, uno de los símbolos de monarquías europeas.
Monarquía constitucional y monarquía parlamentaria
Artículo principal: Monarquía constitucional
Artículo principal: Monarquía parlamentaria
Históricamente, las restricciones al poder de los monarcas brotan en Europa desde la crisis del Viejo Régimen, que en ciertos casos condujo a la eliminación de la monarquía y la constitución de repúblicas (caso de Francia a lo largo de la Revolución francesa entre mil setecientos noventa y uno y mil ochocientos cuatro o bien de Inglaterra a lo largo de la Revolución Inglesa entre mil seiscientos cuarenta y nueve y mil seiscientos sesenta) al tiempo que en otros (por servirnos de un ejemplo monarquía polaco-lituana mil quinientos sesenta y nueve-mil setecientos noventa y cinco) el rey admite ceder una parte de su poder y compartirlo con representantes escogidos. Si la cesión es por la pura voluntad del rey, no se considera una auténtica constitución, sino más bien una carta concedida (caso de Francia en la Restauración entre mil ochocientos catorce y mil ochocientos treinta). Las auténticas monarquías constitucionales son aquellas en que se define el principio de soberanía nacional, si bien se la haga radicar no el pueblo (soberanía popular) sino más bien, por servirnos de un ejemplo en las Cortes con el Rey (constitución de España de mil ochocientos cuarenta y cinco y de mil ochocientos setenta y seis). El rey retiene de esta forma una gran parte del poder, determinando un reparto de funciones en las que, eminentemente, controla el poder ejecutivo. La primera moderna monarquía constitucional en el planeta fue República de las 2 Naciones con la primera Constitución en Europa de tres de mayo de 17913​ .4​5​

En la monarquía parlamentaria, el gobierno es responsable frente al Parlamento, que es inequívocamente el depositario de la soberanía nacional. Si bien el rey sostenga ciertas competencias (más bien formales), como la capacidad de designar un aspirante a la presidencia del gobierno, que sin embargo no alcanzará el nombramiento hasta no conseguir la confianza del parlamento. El rey prosigue siendo el jefe de estado, inviolable y también irresponsable en el ejercicio de su cargo, y ostenta la más alta representación de la nación en las relaciones internacionales, si bien sus poderes son casi simbólicos. Acostumbra a resumirse en la expresión el rey reina, mas no rige (expresión debida a Adolphe Thiers).6​ Cualquiera de sus actos oficiales debe ser apoyado por el gobierno, sin cuyo permiso no puede realizarlos. El ejemplo tradicional de monarquía parlamentaria es el R. Unido de G. Bretaña y también Irlanda del Norte (desde la Revolución Gloriosa de mil seiscientos ochenta y ocho), que además de esto no tiene una constitución codificada sino más bien un corpus de leyes y prácticas políticas que conforman su constitución. Se han dado ciertos casos que comprometen las funciones de un rey en una monarquía parlamentaria, como fue la objeción de conciencia de Balduino I de Bélgica (que suspendió provisionalmente sus funciones para no firmar la ley del aborto en mil novecientos noventa), o bien la intervención de Juan Carlos I para impedir que la mayor parte del ejército se sumase al Golpe de Estado en España de mil novecientos ochenta y uno (en un instante en que tanto el Gobierno como el Congreso de los Miembros del Congreso de los Diputados estaban secuestrados). La Constitución De España de mil novecientos setenta y ocho (que define el sistema político como monarquía parlamentaria) reserva al rey la jefatura suprema de las Fuerzas Armadas de España. En ciertos textos se habla de la existencia de un poder arbitral que sería el que ejercitaría el rey.7​

Monarquías híbridas
Durante la historia han existido sistemas de gobierno a medio camino entre la monarquía absoluta y la constitucional, en donde el monarca se ve forzado a ceder una parte de su poder a un gobierno a veces democrático, mas prosigue sosteniendo una esencial repercusión política. La evolución ha sido muy, muy diferente conforme los países, y depende del derecho equiparado. No obstante, los monarcas de países árabes como Marruecos prosiguen ostentando prácticamente todo el poder en sus manos.

Aparte de eso, existen monarquías de otros instantes históricos como la de los regímenes feudales, en las que el monarca es un señor feudal más. Su poder se restringe a su feudo y a las relaciones de vasallaje existentes con nobles inferiores. En estos casos la monarquía se semeja a una aristocracia, por la disolución del poder entre la nobleza.

Los reinos

La monarquía (reinos) es una forma de Estado (si bien muy frecuentemente es definida como forma de Gobierno) en la que un conjunto integrado en el Estado, por norma general una familia que representa una dinastía, encarna la identidad nacional del país y su cabeza, el monarca, ejercita el papel de jefe de estado. El poder político del monarca puede cambiar desde lo puramente simbólico (monarquía parlamentaria), a integrarse en la manera de gobierno: con poderes ejecutivos notables mas limitados (monarquía constitucional), hasta lo totalmente autocrático (monarquía absoluta).

En una Monarquía la jefatura del Estado o bien cargo supremo es:

Personal, y rigurosamente unipersonal (en ciertos casos históricos se han dado diarquías, triunviratos, tetrarquías, y muy frecuentemente se establecen regencias formales en el caso de minoría o bien incapacidad o bien valimientos informales por voluntad propia).
De por vida (en ciertos casos históricos existieron magistraturas temporales con funciones afines, como la dictadura romana, y habitualmente se genera la abdicación voluntaria o bien el derrocamiento o bien destronamiento forzoso, que puede o bien no ir acompañado del magnicidio).
Designada conforme un orden hereditario (monarquía hereditaria), si bien en ciertos casos se escoge, bien por cooptación del propio monarca, bien por un conjunto escogidos (monarquía electiva).
El término monarquía procede del heleno μονος mónos ‘uno’, y αρχειν arkhein: ‘mandar, guiar, gobernar’, interpretable como ‘gobierno de uno solo’. A ese único gobernante se le llama monarca o bien rey (del latín rex) si bien las denominaciones empleadas para este cargo y su tratamiento protocolario cambian conforme la tradición local, la religión o bien la estructura jurídica o bien territorial del Gobierno (véase sección pertinente).

El Estado regido por un monarca asimismo recibe el nombre de monarquía o bien reino.

El primer precedente europeo de esta corporación, bajo el término específico de “reino” (“regnum”), se dio tras la llegada de los suevos a la provincia romana de la Gallaecia (nordoeste de Hispania) en el año cuatrocientos nueve, cuando acuerdan un foedus con Roma en el cuatrocientos diez por el que se establecen en la provincia y se da a su caudillo Hermerico (cuatrocientos nueve-cuatrocientos treinta y ocho) el título de rey (rex), admitiendo como superior la autoridad del emperador de la ciudad de Roma. De este modo, en la Gallaecia, como primer reino (regnum) de Europa con tal denominación, se afianza el paso inicial cara la estructuración del poder político en el espacio europeo medieval en reinos bajo la autoridad ética, poco a poco más meramente teorética, de un emperador.

Consejos para estudiar

No puedes seleccionar tu carrera basándonos en la retribución. Además de esto, ninguna carrera tiene asegurado un enorme sueldo. Si eres un buen profesional, alguien que se interesa por la forma en la que efectúa su trabajo y lo hace bien, vas a ser triunfante y el dinero va a venir.

cuatro) Es tu resolución
No permitas que el resto tomen la resolución por ti. Puedes tener en cuenta la opinión de tus progenitores y amigos, mas la resolución al fin y al cabo es tuya. El sicólogo Omar Bertacco, de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Argentina, explica que “el inconveniente es cuando la persona transforma a las influencias en mandato; por el hecho de que aparecen como el único camino para satisfacer los deseos y formar parte de la familia, para sentirse identificado con los progenitores o bien, aun, para mudar la historia”. Esto no es saludable y no te va a hacer feliz por el hecho de que no vas a ser lo que quieres ser. No te dejes cotejar, en tanto que esto no va a hacer sino más bien deprimirte. Concéntrate en ti y lo que deseas. Estudiar seguridad e higiene

cinco) La ansiedad de empezar a estudiar secundario
El entusiasmo y la motivación son buenas señales. Si te sientes con ánimos de empezar la universidad y el estudio, es por el hecho de que realmente estás conforme con tu elección.

seis) No aguardes a iniciar las clases
Si te apasiona lo que deseas estudiar, desearás saberlo todo y para esto no debes aguardar a la universidad. Comienza sencillamente a adentrarte en el tema: si te resulta interesante la fotografía, saca fotos; si deseas ser conduzco, colecciona aeroplanos.